8 excepcionales beneficios de bañarse en la piscina durante el invierno

chica nadando en piscina boca arriba

Tabla de contenido

La natación, como ya sabemos, es un deporte tan beneficioso como pocos, pero; ¿sabías de todos los beneficios de vencer la pereza y aventurarse a bañarte en tu piscina de agua fría?

El agua fría tiene la maravillosa propiedad de conservar y restablecer la salud.

Desde la antigüedad el agua fría ha sido utilizada como tratamiento natural y sus efectos sobre tu salud, tu estado de ánimo e incluso sobre tu vida sexual son alguno de sus beneficios.

En esta época de invierno puedes darle un uso terapéutico a tu piscina, que llevara a tu salud a un nivel de bienestar.

“Cuando se emplea agua fría, no es el frío el que cura, sino al contrario, es el calor producido por reacción contra el frío; el agente curativo es la misma naturaleza”. “Vicente Priessnitz”

8 beneficios de bañarte con agua fría.

Recuperación muscular y rendimiento físico: Muchos deportistas saben de sus beneficios, después de entrenamientos intensos para acelerar la recuperación muscular el agua fría es un aliado excepcional  ya que reduce agujetas o (dolor Muscular de aparición tardía), inflamaciones musculares, micro roturas fibrilares, tendinitis, etc.

Sistema inmunológico: cuando tenemos contacto con el agua fría nuestro sistema inmunológico produce glóbulos blancos que se encargan de protegernos de infecciones y otras enfermedades.

Activa el metabolismo: nuestro cuerpo nos mantiene a una temperatura regulada a 36°, al contacto con agua fría ésta baja de manera radical, nuestra piel se tensa, se cierra los poros, los músculos tiritan (tiemblan de frió) para mantener el calor, estaremos quemando calorías y tonificando músculos sin necesidad de nadar.

Mejorará tu humor: con el agua fría vas a tener más energía, mejor humor, te va a ayudar a eliminar estrés además de dormir bien ya que el agua fría estimula tu respiración y activa los neurotransmisores.

Oxigena el cuerpo, mejora la circulación sanguínea: al sumergir el cuerpo en agua fría, nuestro corazón responde con un aumento en el ritmo de latidos que se traduce en un mayor estímulo muscular y un envío más eficiente de sangre hasta nuestros órganos. Esto genera una mejora en el sistema circulatorio y por efecto en todo el cuerpo.

Eliminación de sustancias tóxicas: las venas se contraen eliminando sustancias tóxicas en la sangre, al igual que el líquido del sistema linfático que transporta desechos de las células y glóbulos blancos, se encarga de eliminarlas fuera de la piel.

Piel y cabello: Como ya mencionamos el agua fría produce un mejor riego sanguíneo por lo tanto oxigena mejor la piel dándole no solo un mejor aspecto si no también entregándole más nutrientes, generando una piel tensa e hidratada en el cabello tiene igual efecto. Al eliminar la gran mayoría de toxinas se indica en tratamientos de diferentes afecciones dérmicas.

Fertilidad y producción de testosterona: al contrario del calor que desfavorece su producción en caso de los hombres, el agua fría ayuda a incrementar los niveles de testosterona por lo tanto aumentan la calidad y cantidad de espermas.

Las anteriores son razones suficientes para atreverse y quitar ese miedo al agua fría, pero identifiquemos todavía más beneficios; como los espartanos, que consideraban débil a aquel que no se bañaba en agua helada, ya que era parte de la rutina después de dos horas de ejercicio que los mantenía energéticos, resistentes y resilientes.

También se va a fortalecer esa voluntad de salir de la zona confortable, tu autoestima también se lleva su parte.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Entradas relacionadas

Dejanos un comentario

No te pierdas nuestro Newsletter & ofertas