Beneficios del mundo wellness

Tabla de contenido

Las instalaciones de bienestar son cada vez más comunes en las piscinas. A todos nos gusta cuidarnos y consentirnos porque lo necesitamos. Sentir los efectos del agua en la piel, las burbujas y la temperatura y el sonido del agua son elementos que reducen nuestro estrés y nos hacen sentir mejor, más sanos. Si además de la zona de bienestar de hidroterapia tenemos una zona para tomar el sol, conseguiremos la piscina perfecta. En este artículo veremos cuáles son los efectos de las zonas wellness en las piscinas y qué beneficios tienen para nuestra salud.

Para dormir mejor

Las instalaciones de bienestar relajan nuestro cuerpo y disipan cualquier preocupación de nuestra mente. Este es un efecto sobre el cuerpo que se traduce en la relajación mental que provoca la hidroterapia y la sensación de paz que recibimos en nuestro cuerpo y mente. Esto favorece la conciliación del sueño y que este sea mucho más profundo y placentero.

Para reducir el estrés

Es muy fácil reducir el estrés y los nervios después de un largo día de trabajo, por ejemplo. Los sistemas de bienestar nos ayudan a ralentizar nuestro ritmo de vida y a recibir un poco de paz y relajación. El azúcar también se reduce cuando hacemos hidroterapia.

Disminuye los problemas musculares

El efecto más interesante de la hidroterapia que conseguimos a través de los sistemas wellness es el tratamiento que se realiza sobre las articulaciones y las contracturas. Además, gracias a la hidroterapia podemos conseguir una circulación sanguínea mucho mejor, evitando también la retención de líquidos.

Normalmente para disfrutar de todos estos beneficios necesitamos acudir a un spa o a un centro de bienestar, sin embargo, es posible instalar estos sistemas de agua en nuestra propia piscina. El presupuesto que necesitaremos a la hora de instalar los sistemas wellness variará en función del tamaño de la piscina. Lo primero que necesitaremos es instalar duchas con chorros a presión a diferentes temperaturas para provocar esos efectos reparadores en el cuerpo (circulación, tonificación muscular y de la piel, etc.)

Ayuda a reducir la diabetes

Algunos estudios afirman que acudir a un balneario o centro de bienestar ayuda a reducir los niveles de azúcar en sangre, lo que supone una mejora significativa en quienes padecen diabetes.

Mejora el sistema cardiovascular

Disfrutar de chorros de agua a presión y cambios de temperatura en duchas especiales es muy beneficioso para reactivar la circulación y reducir la retención de líquidos. También es bueno para la presión arterial.

Son muchos los estudios que demuestran lo beneficioso que es para nuestra salud bañarse en la piscina, sentir los chorros de agua, la agradable sensación de sumergirse… Si conseguimos instalar nuestra zona de bienestar en la piscina, obtendremos muchos beneficios sobre la salud física y mental.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Entradas relacionadas

Dejanos un comentario

No te pierdas nuestro Newsletter & ofertas