Piscina y mascotas: te ofrecemos algunas medidas para evitar accidentes

Tabla de contenido

Para disfrutar de una refrescante diversión veraniega, hay que tener en cuenta una serie de medidas de seguridad e higiene.

Dispositivos de seguridad

Los dispositivos de seguridad son uno de los aspectos más importantes a la hora de mantener una valla de seguridad alrededor de las piscinas. En este sentido, existen una gran variedad de vallas, cerramientos e incluso sistemas automáticos para garantizar la seguridad.

Estos sistemas de seguridad son esenciales para mantener a las mascotas, los niños y los ancianos alejados de los peligros de la piscina sin supervisión. Es importante que estos dispositivos sean instalados por expertos para garantizar su durabilidad

Riesgos acuáticos y de higiene

Además de los accidentes más comunes, también hay que tener en cuenta diferentes riesgos, que están estrechamente relacionados con la correcta higiene de la piscina. Un baño seguro requiere que el agua de la piscina esté bien cuidada, entre otras cosas porque el perro va a ingerir esta agua.

El pH del agua es uno de los elementos clave para mantener la higiene de la piscina; debe mantenerse limpia y clara, hay que estar muy atento a la circulación del agua y la adición de los productos químicos necesarios para mantener la piscina en condiciones óptimas.

Botiquín de primeros auxilios

Es aconsejable tener un botiquín básico de primeros auxilios. En el caso de las piscinas, también es necesario tener a mano flotadores y chalecos salvavidas. Además, siempre será necesario tener un teléfono fijo o móvil para llamar en caso de emergencia, así como apuntar los números de emergencia en un lugar visible del recinto de la piscina.

Control de las salidas de la piscina

Establecer un control en la zona de la piscina es también otra medida importante para mantener la seguridad de toda la familia, incluidas las mascotas.

Vigilancia activa

La vigilancia activa también debe formar parte de las medidas a tomar para evitar accidentes. En este sentido, cuando la familia, los amigos y las mascotas estén en la zona de la piscina, es aconsejable designar al menos a un adulto responsable que sepa nadar para que cumpla esta importante función.

A veces pensamos que los animales, especialmente los perros, saben nadar por instinto. Pero muchas veces no es así, por lo que es importante tener mucho cuidado al llevarlos a piscinas, lagos o al mar. También es importante no obligarles a entrar en el agua si no quieren, ya que esta experiencia puede traumatizarles.

Máxima diversión

Las mascotas suelen disfrutar de la diversión que ofrece el verano. En este caso, existen diferentes lugares en el mundo que funcionan como parques acuáticos, especialmente diseñados y pensados para perros y otras mascotas.

En definitiva, tener una piscina en casa y a tus mascotas es sinónimo de mucha diversión. Tomando algunas medidas de seguridad, esa diversión estará garantizada todo el tiempo.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Entradas relacionadas

Dejanos un comentario

No te pierdas nuestro Newsletter & ofertas