Cuidado con las piscinas y las altas temperaturas

Tabla de contenido

Las altas temperaturas no son las más adecuadas para el agua de una piscina, sea Wellness o tradicional, puede variar dependiendo de varios factores como entorno o clima. La alta temperatura del agua puede provocar algunas consecuencias que afectan a tu piscina.

Las altas temperaturas perjudican el agua de tu piscina

¿Qué inconvenientes provocan las altas temperaturas en tu piscina?

La temperatura ideal varía según sea una piscina al aire libre o una piscina de interior. Generalmente, en las piscinas que se encuentran a la intemperie, la temperatura oscila entre 28° y 30°. Asimismo, la temperatura de las piscinas cubiertas puede variar entre los 24° y los 29°.

Las principales consecuencias de las altas temperaturas que llegan con la temporada de verano son:

  • Evaporación del agua.
  • Mayor gasto de energía.
  • Alteración del pH del agua.
  • Disminución de la eficiencia de los desinfectantes.

Evaporación del agua por las altas temperaturas

Si estás en verano y notas que el nivel del agua de tu piscina bajó, no te creas que tienes una fuga. El calor provoca que el agua se evapore rápidamente. Mantener el nivel adecuado será el nuevo control a tener en cuenta. 

El cambio puede ser de hasta dos centímetros por día, según la intensidad de las temperaturas.

Mayor gasto de energía

El aumento de energía es considerable, además de que tienes que reponer el agua faltante, la bomba depuradora también trabaja más tiempo. Esto es así, ya que el período de filtrado debe ser más prolongado. 

El trabajo adicional de los filtros te obliga a revisarlos a diario, para prevenir cualquier desperfecto de la bomba, puesto que está trabajando forzada.

Alteración del pH del agua

La incidencia de los rayos ultravioleta altera el pH del agua. Asimismo, las altas temperaturas inducen a los bañistas a bañarse más seguido y por tiempos más prolongados.  Las personas se meten en la piscina con cremas protectoras que aumentan los residuos del agua.  Este factor también influye en la alteración del pH. 

Mantener el pH del agua adecuado cuida la salud del agua. Si el nivel de alcalinidad del agua no está entre 7 y 7.7 no es saludable para los bañistas. Por ejemplo, la acidez del agua puede producir irritación en la piel. 

Además, como consecuencia, también puede cambiar su color y comienza a enturbiarse. Si esto llegara a ocurrir, lo más recomendable es consultar con un experto en mantenimiento de piscinas

Productos para desinfectar el agua menos eficientes

El cambio en los niveles de pH también disminuye la efectividad de los productos que utilices para el mantenimiento del agua. Por lo cual, los microorganismos y las algas pueden proliferar y las bacterias y hongos comenzarán a aparecer.  

Tendrás que aumentar la cantidad de uso de los productos de limpieza y depuración, lo que incrementa considerablemente el gasto de mantenimiento de tu piscina. 

La mejor forma de prevenir el problema es controlar la temperatura del agua con un termómetro en forma regular. 

Puedes emplear climatizadores, mantas solares o una cubierta para tu piscina que te ayudan a mantener la temperatura más adecuada para el agua. De este modo podrás regular los costos de mantenimiento y prolongar la vida de tu piscina.

Facebook
WhatsApp
Email

Entradas relacionadas

filtracion para piscina

La importancia de un sistema de filtración para piscinas

Leer Más >>

Dejanos un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com