Te contamos por qué el nivel de ORP de tu piscina es la clave para eliminar incluso los virus más peligrosos

Las siglas ORP se refieren a Óxido Reducción Potencial (Potencial de Reducción de Oxidación, también conocido como potencial Redox) y no es más que la reacción química que se produce cuando las sustancias intercambian electrones. Pero ¿Por qué es esto importante para la calidad del agua de tu piscina? Sigue leyendo para descubrirlo.

Así funciona el ORP en las piscinas

Comúnmente se utilizan desinfectantes para mantener limpia el agua de las piscinas (tales como el cloro y el bromo) los cuales se oxidarán al reaccionar químicamente con cualquier tipo de materia orgánica o metales que estén presentes en el agua, reduciéndolos. El hecho de conocer los valores de ORP va de la mano con el monitoreo del pH del agua, y estos datos se utilizan para determinar cuán eficaz es el tratamiento de desinfección y eliminación de bacterias que se está realizando en la piscina.

¿Cómo medir el ORP y cuál debe ser el nivel ideal?

Las mediciones de ORP se pueden hacer de manera fácil si se utiliza una sonda redox, que no es más que un electrodo de metal que tiene la capacidad de ganar o perder electrones durante la medición.

Para que el electrodo pueda reaccionar con el agua de la piscina; se emplea algún metal noble como el platino, la plata o el oro. De esta manera, si entre el electrodo y el metal hay sustancias oxidantes o reductoras, se producirá un intercambio de electrones que generará una tensión eléctrica que puede ser medida en mV (mili voltios); este resultado será el nivel de ORP de nuestra piscina.

Según distintos organismos de salud, el potencial redox ideal para el agua de una piscina debe ser de 650mV para la correcta eliminación de virus y bacterias, por lo que si el resultado de la prueba es diferente del indicado se deberán hacer algunos cambios al agua de la piscina usando químicos, para llevarlo al nivel adecuado.

¿Qué significa un valor negativo en la medición del ORP?

Uno de los factores más importantes que se toman en cuenta para saber la calidad del agua de una piscina es el nivel pH. En una piscina con pH bajo (medio ácido) se da un proceso de oxidación y en un agua con pH alto (medio básico) ocurre un proceso de reducción. 

Al momento de desinfectar el agua de una piscina, lo que se busca es convertir el agua en un medio ácido para evitar la proliferación de bacterias y microorganismos que pueden ser perjudiciales para la salud.

Si al hacer las mediciones de ORP obtenemos un resultado negativo, quiere decir que el medio acuoso que estamos analizando (en este caso el agua de la piscina) es muy básico, es decir tiene un pH muy alto por lo que necesita ser desinfectado de una manera más eficiente para garantizar su salubridad.

Es muy importante conocer el valor del ORP de nuestra agua, ya que se ha demostrado que hay una relación directa entre el tiempo de eliminación de los virus y este. 

Por ejemplo, según estudios se comprobó que un ORP de 650mV es capaz de eliminar el virus de E.coli en el agua (y casi cualquier otro microorganismo) casi instantáneamente, sin importar la concentración en la que se encuentre o el tipo de desinfectante que se use.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Entradas relacionadas

Dejanos un comentario

No te pierdas nuestro Newsletter & ofertas